Home / Noticias / A Marcos Llunas y Wally Mercado los une esa bendita obsesión

A Marcos Llunas y Wally Mercado los une esa bendita obsesión

A Marcos Llunas y Wally Mercado los une la música. Una canción del español fue exitosa versión de Sabroso. Se conocieron y tienen un nuevo proyecto, a puro vértigo.
Poder. No tomamos en cuenta el poder que tiene la música. Un poder inconmensurable, siempre positivo, que es capaz de unir dos vidas totalmente diferentes. Uno, de España. El otro, de Chilecito, La Rioja. Uno, hijo de un reconocidísimo cantante, que logró también hacer su propio camino artístico. El otro, se ganó un lugar en una de las bandas más importantes de cuarteto y se transformó en una de las voces más reconocidas de este género.
Uno y otro. Cuyo punto de conexión fueron la música y una canción. Esa maldita obsesión es una canción que lanzó al estrellato a Marcos Llunas, hijo de Dyango. Sabroso tomó ese tema y realizó una versión bien bailable, en la que sobresale la voz de Wally Mercado. El español escuchó esa versión y terminó conociendo al riojano. El punto de encuentro fue Córdoba. Y la charla fluyó no sólo en Esa maldita obsesión, sino que se transformó en disparador para que ambos músicos encararan un nuevo proyecto juntos.
 La versión de Marcos Llunas
 

Una bachata de Marcos, que se llama No te vayas, tendrá una versión merengue realizada por Sabroso. En cuestión de horas no sólo que los cantantes grabaron sus voces, bajo la tutela del Gringo Settembrini. Y también filmaron el videoclip, en inmediaciones de Despeñaderos. La conexión personal y musical, más las ganas de sacar el máximo provecho de la situación, en las pocas horas que Llunas estuvo en la Docta, se transformaron en una bendita obsesión por hacer.
De visita por Día a Día, Marcos y Wally contaron sus vivencias de semejante experiencia. Y, para comenzar por el principio, Llunas contó qué sintió cuando escuchó por primera vez la versión de Esa maldita obsesión hecha por Sabroso.
En tanto, una de las voces de Sabroso habló sobre este encuentro: “Cuando Vero Ijurra me dijo de la posibilidad de conocerlo y juntarnos dije que sí. Y vaya que nos juntamos. Le expliqué cómo trabajamos con Sabroso, cómo adaptamos las canciones de otros artistas a nuestro ritmo. Su canción es un testimonio muy fuerte, hecha balada, que nosotros la destrozamos. Ja. Me mostró lo que estaba haciendo y le pasé al Gringo Settembrini la canción para que hiciera una versión merengue. Cuando las cosas se dan así tienen más resultado, que si las planeás mucho tiempo. La grabamos y filmamos el video”.

Sobre semejante ritmo frenético, tan habitual en el cuarteto, el ibérico indicó: “Esto es una cosa que en mi vida había vivido. Mandé el audio de mi voz desde Nueva York y Marcelo hizo todo. Quedó perfecto. Estoy muy contento de haber vivido esta experiencia y ver que él confía tanto en mí; puso a disposición todas las herramientas por este proyecto. Eso no lo hace cualquiera. Hoy no sólo hay que ser cantante; puedes cantar muy bien, pero tienes que saber manejar todo lo que te rodea. La única manera de darnos a conocer es a través de nuestro impulso”.
En cuanto a la nueva canción, Wally destacó: “La bachata se llama No te vayas y, cuando la escuché, le propuse que nosotros hiciéramos una versión merengue. Se dio todo desde el vamos. Hice la propuesta y hubo un interés genuino de hacerlo, complicidad desde el vamos”.
Le tienen mucha fe a la canción que realizaron juntos. Y hasta hubo una señal que sirvió para apuntalar el desafío.
Además, destacó: “Este es un momento de los dúos. Hay que aprovechar que tenemos mucha libertad. Las discográficas multinacionales son muy rectas, rígidas, lentas y te dicen todo lo que tenés que hacer. Y todo lo que no; no te dejan maniobrar. En este tiempo no necesitamos de ellas; vamos por nuestros lados y podemos hacer cosas nuevas y cuando nos dé las ganas. Bien o mal, pero las hacemos”.
 La versión de Sabroso

“El tiempo que pasa y se pierde sin hacer nada, no hay manera de volver atrás”, reforzó Wally. Y allí se explica cómo le sacaron le máximo provecho que pasaron juntos.
Para cerrar, Llunas dejó una anécdota: “Me tendrían que pagar mucho dinero para que vuelva a una discográfica. Recuerdo que a Esa maldita obsesión no la querían poner. Y terminó siendo la canción más exitosa”.
FUENTE: Día a Día

Deja un comentario