Home / Noticias / Nico Mattioli: “Mi apellido es muy respetado en todos lados”

Nico Mattioli: “Mi apellido es muy respetado en todos lados”

“Para cualquier hijo la falta del padre es terrible”. El que habla con DiarioShow.com es Nicolás Mattioli, uno de los herederos del León santafesino, cuando se cumplen cinco años de la muerte de su papá.
Aquel 7 de agosto de 2011, en el hotel Gala de la ciudad de Necochea se apagaría para siempre la voz del cantante que hizo delirar por años a miles de fans. Y “Nico” -que tenía tan sólo 18 años- fue quien lo encontró sin vida, tirado sobre la cama, después de sufrir un paro cardiorrespiratorio.
“Yo estaba de gira con él, porque trabajábamos juntos. Mi habitación estaba en el primer piso y él en el tercero, cuando escuché las sirenas de la ambulancia y la policía subí corriendo. Ya estaban ahí el manager y otras personas… Fue muy duro y hoy duele mucho, a veces sueño con ese momento y me hace mal, me afecta el ánimo todo el día. Va a doler siempre, pero realmente lo más triste de todo fue llamar a mi vieja y decirle a ella todo lo que había pasado”, recuerda.
Leo tenía seis hijos fruto de su relación con Marina Rosas. Además de Nicolás, están Julieta, María Laura, Romina, Tamara y Denise Amor. Pero el más grande, que era el único varón, era su gran compañero y muy compinches.
“Tengo muchos recuerdos con mi papá y la sensación de que todavía está conmigo. Cierro los ojos y se me vienen imágenes de cuando estábamos en casa, siempre nos poníamos a tocar el acordeón, salíamos a andar en moto, solíamos estar en cuero y descalzos, tomando café o mate y charlando, vivimos muchas cosas lindas que hoy hacen falta”, recuerda Nicolás.
Pero confiesa que prefiere quedarse con los mejores momentos y estar con una sonrisa. No le gustaba estudiar y había dejado la escuela, entonces Leo le dijo que tenía que trabajar y a los 13 años se sumó a la banda, por eso compartieron muchos viajes juntos: “Toda la experiencia que gané esos años me sirvió mucho porque si no hubiese trabajado con él, hoy no sabría cómo manejarme”.
Dentro de la movida tropical, a Nico le dicen “El heredero”. En poco tiempo se transformó en uno de los más pedidos por el público y las mujeres hacen largas filas para poder asistir a sus shows. ¡Hijo ‘e tigre! Es que además de tener la sangre del León Santafesino, su talento lo consagró en lo más alto.
“Mi apellido es muy respetado en todos lados, pero me costó mucho salir de la faceta de ser ‘el hijo de’ y ahora me reconocen por mi nombre. Es algo muy lindo, un honor y un orgullo muy grande. Recibo cariño y un gran respeto en cada lugar donde voy a dar un show”, afirmó.
Disputa familiar
Hace unos años, las hermanas de Leo dudaban sobre las causas de su muerte. No entendían por qué no le realizaron una autopsia al cuerpo y ponían todos sus ojos y sospechas sobre la esposa del cantante, Marina, a quien acusaban de dejarlo morir.
Nicolás defiende a su madre y sale con uñas a dientes contra “la familia de mi viejo”, así los define a los del otro lado.
“Mi mamá lo ayudó mucho a mi papá, siempre estaba con él. Es más, llegó a dormir durante varios días en el pasillo de un sanatorio cuando a los 18 años tuvo un terrible accidente que lo dejó postrado. Lo mismo pasó en el 2000 después del choque automovilístico. Ella lo cuidó mucho, siempre estuvo junto a él, era como su mamá, en lugar de su esposa”, contó
Y desestima las sospechas sobre el fallecimiento de parte de los otros familiares: “Yo estaba ahí cuando murió”.
El heredero
Leo Mattioli marcó una huella y su hijo lo sabe: “Mi papá dejó una marca dentro de la movida tropical, pero también en el mundo de la música en general. Era un artista muy querido en todos los géneros, dejó un vacío muy difícil de llenar”.
¿Cómo lo definiría? “Como un buen tipo, muy buena persona, compañero y un gran amigo”.
Nicolás, “El heredero”, hoy tiene 23 años y el mes que viene se convertirá en padre de Delfina: “Cuando llegó Francesca, mi sobrina, todos pensábamos que a papá le hubiese encantado estar acá para conocerla y ahora creo lo mismo”. Antes de despedirse, el único hijo varón de Leo comenta: “Le agradezco a Crónica por recordar siempre a mi papá”.

Deja un comentario